Uncategorized

El ilustrador en el 2021

Creemos que es necesario abrir espacios en torno a la ilustración para que se debata, se pregunte y se responda. Una de las cualidades de un buen ilustradxr es la curiosidad, característica que viene siempre acompañada de interrogantes y justo de eso se trata este ejercicio. Hemos realizado algunas de las preguntas más frecuentes que rondan esta profesión a 16 ilustradorxs, gestorxs y creativxs con perfiles y universos diversos. Provenientes de México, España, Nicaragua y El Salvador, con una trayectoria en el sector que va de los 4 a los 20 años.

La finalidad de este compendio de respuestas es seguir creando un dialogo sobre la profesión en español, pero sobre todo compartir, aprender y conocer experiencias.

Lxs participantes son:

Julia Solans, Santiago Solis, Lonnie Ruiz, Sonia Lazo, Olga Capdevila, Kensausage, Sonia Pulido, Jor Ros, Laura Endy, Jimena Estíbaliz, Carmen Segovia, Deachete, Maremoto, Lapis Estudio, Rodrigo Saramno (S.A.R.A), Abril Castillo y Ulises Mendicutty.

Las respuestas son muy interesantes. Hay muchísima información y conocimiento en ellas que seguramente no podremos volcar en una sola entrada de blog y que nos deja re-pensando nuestra participación en este gremio.

 

¿Cuál es la diferencia entre dibujar e ilustrar?

Olga Capdevila – Dibujar es una forma de representación. Ilustrar es una forma de comunicación que puede ser dibujada o no. La ilustración puede ser fotografiada, esculpida, textualizada, dibujada, etc.

Kensausage – Para mí, dibujar es una expresión totalmente libre, como cantar, o bailar. Creo que Ilustrar se podría definir más bien como un oficio dentro de las artes, o en todo caso, como el hecho de representar en una imagen visual, una idea o texto, previamente concebidos.

Laura Endy – La ilustración es una disciplina concreta dentro del ámbito del dibujo. Es decir, hay muchas cosas que se pueden dibujar: cómics, planos, garabatos… La ilustración es una de estas cosas.

Olga Capdevila
Kensausage

¿Hay que estudiar ilustración para ser ilustrador profesional? 

Laura Endy – No. Depende de la dedicación que le pongas, no de un curso. Aún así tener estudios artísticos (y haber tenido buenos profesores) ayuda.

Jor Ros – Como alguien que estudió en su momento un Master en Ilustración, opino que no. No es obligatorio, pero puede ser una oportunidad que te ayude a introducirte en el sector y a establecer conexiones laborales que en un futuro te pueden proporcionar contactos y un sistema de ayuda/soporte. Aún más que eso, puede ser un espacio ideal de deconstrucción, como fue mi caso. Viniendo de entornos profesionales del Diseño, me ayudo mucho a realizar un esfuerzo importante de introspección, para saber por qué quería ser ilustrador y definir unos objetivos y metas claros. Puedes conseguir resultados similares moviéndote por tu cuenta, seguramente será más difícil entrar desde fuera, pero creo que es posible.

Lonnie Ruiz – En nuestros contextos se hace muy difícil estudiarla a nivel de especialidad y con grado académico. Sin embargo, me parece indispensable participar constantemente de talleres y cursos con ilustradores con más experiencia.

Laura Endy
Jor Ros

¿Un ilustrador tiene que dominar las técnicas digitales y la tecnología en el 2021?

Santiago Solís – Si, hay mucha información de cómo procesar imágenes para tener un archivo digital (que ya sea un póster o una camisa todo necesita un archivo digital). Técnicamente puedes ser un ilustrador análogo, tradicional, pero saber escanear, retocar digitalmente hará que tú trabajo siempre se vea bien. Tampoco hay que confiar en las tablets al 100 por ciento, porque su espectro se color es el RGB y si el final es impreso vas a tener una perdida de información en el color.

Sonia Laso – Tal vez no las técnicas digitales, porque se pueden crear cosas increíbles solo con técnicas manuales, pero sí dominar la tecnología para poder compartir y dar a conocer su trabajo a otras personas.

Carmen Segovia – Su obra puede estar perfectamente realizada en técnicas tradicionales, pero para la comunicación con los colaboradores/clientes es prácticamente imprescindible el uso de medios digitales.

Santiago Solís
Sonia Laso

¿Cómo iniciar en el mundo de la ilustración de manera responsable? Considerando que la ilustración es una profesión que va más allá de abrirse una cuenta en una red social.

Sonia Pulido – Teniendo en cuenta que las decisiones personales afectan al colectivo, aunque no se esté asociado, y que pueden crear un precedente. No trabajar gratis y no renunciar a los derechos de autoría

Júlia Solans – Colaborar con amigos es un punto donde empezar puedes experimentar porque hay confianza. Colaborar con movimientos sociales o plataformas ciudadanas también es un buen inicio.

Maremoto – Hablar o tocar temas que te interesen! Hacer piezas que te emocionen. Contar historias con las que te identifiques.

Sonia Pulido
Júlia Solans

¿Cuál es la importancia de las redes sociales para los ilustradores?

Carmen Segovia – No es imprescindible, pero es un buen lugar donde mostrar tu obra y comunicarse con otros colegas, editores, clientes, lectores… el nivel de implicación o importancia es personal.

Jimena Estíbaliz – Actualmente para el ilustrador son importantes las redes sociales porque al ser tan populares, y al haber tanto flujo de personas que las ven todos los días, se convirtieron en un buen escaparate para mostrar el trabajo.

Olga Capdevila – Importancia alta, aunque quiero pensar que no imprescindible. Cierto es que gran parte de Los clientes utilizan las redes para acercarse a lxs creativxs. Hay ámbitos donde el vínculo entre redes y trabajo es mas evidente. (agencias y publicidad casi siempre vienen a través de redes) mientras que el mundo editorial se mantiene un poco más al margen.

Lapis Estudio – De entrada poder compartir en tiempo real lo que vas haciendo, puedes compartir procesos propios pero también ver procesos ajenos y mantener comunicación con creadores de todo el mundo y posibles clientes. También en muchos casos sirve como un draft de un portafolio en construcción.

Carmen Segovia
Jimena Estíbaliz

En la época actual ¿De dónde vienen los clientes y cómo encontrarlos? ¿Utilizas alguna estrategia o herramienta fuera de las redes sociales para encontrar salidas profesionales (agencias, catálogos, concursos)?

Santiago Solís – Cuando empecé seguí el consejo que me dió Alejandro Magallanes, entra a todos los concursos que puedas. Y me funcionó. También soy partidario de los proyectos o series personales, son un buen espacio para crear un estilo sólido y en tu portafolio cuando apenas empiezas.

Lonnie Ruiz – Ahora mismo casi todos los proyectos que hago son con clientes con los que ya había colaborado antes y también por recomendación de «boca a boca». Algo que me ha servido mucho es trabajar «pro bono» en algunos proyectos sociales y culturales para poder ampliar mi portafolio. Los concursos sirven mucho como para experimentar, hacer que otros colegas lo conozcan pero sobre todo para tener proyectos personales que luego puedan publicarse por otro lado o mostrarse a un potencial cliente en algún momento.

Kensausage – Este es otro tema un tanto abstracto. En mi caso, intento mantener una parte bastante constante de búsqueda e investigación de intereses, y soy partidario de tocar a todas las puertas que te puedan interesar, ya que seguramente alguna de las puertas, en algún momento se abrirá.

Lonnie Ruiz
Deachete

¿Consideras que el gremio de la ilustración es también una comunidad? ¿Por qué? 

Carmen Segovia – En diferentes grados y situaciones sí.. Ilustradores de diferentes lugares y procedencias tienen muchas cosas en común y es fácil sentirse parte de esa comunidad amplia. Luego hay espacios más concretos, como asociaciones, agencias, librerías, estudios… donde se crean comunidades más con actividad más tangible.

Olga Capdevila – Si. Es una comunidad de gente aislada (paradoja) Precisamente por la parte solitaria del oficio es importante potenciar las relaciones del gremio. Algunxs de nosotrxs tenemos vínculos cercanos, otrxs nos damos apoyo desde el ámbito digital. El oficio requiere aún de mucha lucha colectiva, por esto es importante.

Lapis Estudio – Sí, es un espacio donde encuentras puntos en común, reflexionas sobre la profesión y sus adversidades.

Rodrigo Saramno (S.A.R.A) – Siempre que exista la intención de crear algo y compartirlo existirá comunidad. Para criticar en forma positiva o negativa. Compartir es un acto de comunitario.

Maremoto
Olga Capdevila

¿Cuál crees que es el panorama actual de la profesión considerando las implicaciones sociales de la pandemia?

Sonia Laso – Creo que debido a la pandemia existe una presión mucho más grande de tener que mostrarle al mundo lo qué haces y querer crecer más en redes sociales, porque ahorita todo está sucediendo en línea, esto también puede ser algo peligroso, ya que se da mucha frustración cuando no se logra mayor alcance, y he visto como personas muy talentosas dejan de creer que lo son y se dan por vencidos. Fuera del tema de redes sociales creo que los proyectos siempre se mantienen, y siempre hay una necesidad de empresas/marcas de contratar ilustradores.

Sonia Pulido – Precario. Era ya precario y se ha precarizado más. Y se dificulta el encontrarnos, debatir y que se den eventos en los que conocer y conocerse. Lo digital no lo es todo. La presencialidad es algo principal.

Jor Ros – Si ya era precario, sobretodo en España, donde resido actualmente, ahora lo es más. Por suerte, hay oportunidades fuera y la labor digital en Ilustración creo que es muy accesible si el cliente o el brief lo permite. La demanda de contenido no ha disminuido, pero en general, sí la predisposición a remunerar la generación de dicho contenido. Y eso genera una situación muy peligrosa para alguien que se esté iniciando o que esté ten transición profesional. Es un oportunismo tóxico, muy clásico de nuestro sistema capitalista. A grandes rasgos, no tengo la sensación de que haya cambiado mucho. La cantidad de trabajo no ah disminuido, en algunos casos ha aumentado, pero siempre acompañado de un ejercicio constante de filtrar ofertas decentes y paja, o directamente, timos. Puede ser que en un par de años los efectos y tendencias producidas por la pandemia puedan apreciarse mejor o de una manera más profunda.

Maremoto – Pensé que sería más afectado pero en realidad las marcas clientes y medios se han dado cuenta de la importancia de las redes sociales y las comunidades que se generan en ellas

Kensausage
Júlia Solans

¿La ilustración es un buen medio para el activismo?

Deachete – Claro! desde hace muchos muchos años, la ilustración y la gráfica forman una parte muy importante. A veces, como dicen: una imagen vale más que mil palabras.

Jimena Estíbaliz – Es un increíble medio para el activismo. Es alzar la voz tal cual pero a través de imágenes.

Lonnie Ruiz – Definitivamente. No sé como era antes pero desde que soy ilustrador y tengo acceso a redes sociales, he logrado ver como la ilustración se vuelve relevante y participan estudiantes e ilustradores que están empezando así como profesionales más reconocidos.

Sonia Pulido
Carmen Segovia

¿Es o no importante pagar impuestos considerando la crisis social y económica por la que atravesamos?

Lonnie Ruiz – Personalmente creo que no. De hecho, por la situación económica y sociopolítica que vive mi país (Nicaragua), es mejor no hacerlo para poder tener un mejor ingreso y poder administrar mejor ciertos recursos.

Sonia Laso – En teoría sigue siendo importante si los impuestos son usados como deberían, pero en Latinoamérica pasa mucho que no es así, por lo qué tal vez es algo que se debería considerar mejor.

Lapis Estudio – Sí, pensamos que se puede salir de la crisis tratando de apoyar al sistema en el que todos aportamos. En el caso de México pagas acorde a lo que vas ganando.

Sonia Pulido – Es importante que aquellos que puedan pagar lo hagan, los que no, reciban ayudas y mejore todo el sistema para que todos podamos pagarlos.

Lonnie Ruiz
Sonia Laso

¿Conoces comunidades activas dedicadas a la ilustración? ¿Cuales?

Santiago Solís – AMDI, los festivales de cómics y fanzines, las ferias de libro nacionales y extranjeras, colectivos, hay hartos podcast sobre ilustración, varias editoriales especializadas, plataformas de educación…

Olga Capdevila – Las comunidades mas vivas son los coworking (talleres) de ilustradores que hay en ciudades como Barcelona. Poltre, Taller Paquita, Souvenir o mi estudio Bloc son espacios donde se cuestiona y se debate. También hay espacios culturales como Cromo, o sitios de servicio (fatbottom, máquina total) que se convierten en punto de encuentro, discusión y jolgorio.

Rodrigo de Saramno – Creo que hoy en día las comunidades son muy de nicho, los perfiles de creativos tienen Patreons, canales de Youtube y redes sociales. También hay foros donde todo se comparte, pero al final la interacción siempre es de gente directamente con otra gente, artista-publico, lo cual al final es una comunidad ya que juntan a varios interesados.

Jimena Estíbaliz
Deachete

Agradecemos muchísimo a lxs participantxs por compartir con nosotros su tiempo y experiencias. Aún tenemos más contenido por compartirles en los próximos días, esperamos que les sea de utilidad.