Uncategorized

Maria Magaña / Me interesa mucho hablar sobre la condición humana y lo absurdo que es existir.

Maria Magaña es una increíble ilustradora mexicana a la que nos acercamos para conocer el origen de ese universo de fantasia que expresa en sus dibujos. Nos encanta su trabajo, nos gusta muchísimo su forma de experimentar con las técnicas y la forma tan particular que tiene de comunicar mensajes a travez de sus trazos. Teníamos muchas curiosidades, queríamos saber que opina del estilo, de las redes sociales, de la pandemia y de la ilustración entre otras cosas, así que nos acercamos a ella con ese pretexto y aprovechamos para conocer un poco más a la persona que esta detrás de todos esos dibujos preciosos.

Sigan a Maria en instagram!

Cuéntanos de dónde viene tu universo y por qué dibujas

Creo que viene de y por inquietud, tanto en sentido físico como emocional. Desde niña fui muy inquieta y me aburro con facilidad. Dibujar era lo único que me tenía horas sentada y tranquila.  No creo tener un universo particular permanente, justo porque me aburro y hago otra cosa, pero actualmente estoy explorando con texturas, personajes fantásticos y mundos no humanos. 

 

Veo un rango muy amplio de técnicas en tus dibujos, ¿Cuál es el origen de esa pasión por la experimentación? ¿Crees que hay algún elemento que se mantiene durante toda tu obra?

El origen es el aburrimiento y la necesidad de cambio. Tengo una tendencia por quemar las naves y empezar de cero cuando siento que algo ya no está funcionando y eso también aplica al dibujo. Creo que empujarse a hacer cosas nuevas es esencial para mantener esa sensación de tensión que necesitas para crear, sino se vuelve predecible y fácil. Creo que hay elementos que se mantienen por temporadas y por tipos de proyecto pero no creo tener un estilo específico e inamobible.

¿Crees que el estilo tiene que ser único y original? ¿En tu trabajo se puede encontrar un estilo particular?

Creo que único y original son términos peligrosos que alimentan la mitología del artista genio. Pienso que el estilo no puede ser de generación espontánea porque hay muchos estímulos y condiciones preestablecidas que permiten que una serie de tipologías estéticas determinadas se desarrollen y se mantengan en cada persona. 

Creo más en lo que se siente auténtico o proveniente de un lugar de curiosidad sincera. De influencias, experiencias, intereses y prácticas que llevan a un crecimiento orgánico de lo que se busca comunicar, representar o ser.  Al final todo ‘se parece’ a otras cosas porque somos seres sociales que reciben información constantemente y deberíamos estar más cómodos con esa idea en lugar de azotarnos por ser los más únicos y originales, porque es como se supone que deberíamos ser.

Personalmente no creo tener un estilo particular y si lo parece es más por el tipo de contenido que me gusta y por como trato los materiales más allá de que sea una decisión consciente. 

 

Sabemos que te encanta contar historias mediante tus dibujos y que muchas veces utilizas el comic para ello. ¿Cuales son esas historias que quieres contar?

Me pasa mucho que empiezo, según yo, a querer contar algo medio ajeno porque quiero entenderlo y siempre termino proyectándome totalmente, contando mi percepción de las cosas. Supongo que está bien porque no podría ser de otra forma, me ayuda a depurar y a explicarme cosas. Me interesa mucho hablar sobre la condición humana y lo absurdo que es existir, pero también que la dicha y la belleza se puede encontrar en las cosas más simples y bobas.  

¿A dónde te gustaría llegar con tu trabajo? ¿Cuales son los planes a futuro para Maria?

Hehe, pues las cosas están complicadas para trabajar sin miramientos de espacio y convivencia, pero lo que quiero hacer ahora mismo es seguir dibujando y sacando cosas como lo he hecho hasta ahora, quisiera viajar por el país y armar proyectos en cada lugar que visite, mientras sigo freelanceando y trabajando en mis proyectos personales. Quiero pintar más, hacer más cómic y pintar más grandote.

 

De los proyectos en los que has participado ¿Cuál ha sido el que más puertas te ha abierto?

Pues nada en específico, más bien, lo que más puertas me ha abierto es participar y armar ferias de fanzine, edición e ilustración. Convivir con otros creadores me ha permitido entablar discusiones y relaciones profesionales que eventualmente generan proyectos. Me parece lo más valioso porque nunca sabes con quién te vas a topar a futuro y con quién podrás colaborar.

¿Cual es tu relación como ilustradora con las redes sociales y que opinión tienes de ellas?

Mmmm pues es más bien ambivalente. De pronto me da ansiedad y de pronto si me gustan, pero creo que hay que verlo con objetividad y usarlo como lo que es, una herramienta para compartir tu trabajo y estar en contacto con el trabajo de personas que admiras y respetas.

 

¿Cuál es el panorama actual de la ilustración en tu país? ¿Cómo ha afectado la pandemia?

Tiene pros y contras. Es muy padre ver que ha crecido mucho y las oportunidades para vivir de dibujar se expanden, pero al mismo tiempo hay muchos agujeros en la legitimación de la profesión. Los ‘términos y condiciones’ son muy ambiguas todavía y varían de persona a persona. 

En los momentos de encierro y cuarentena ¿En dónde nos recomiendas encontrar la inspiración?

Pues creo que la única forma de salir es entrar. Retomar cosas que siempre han sido tuyas y tienes olvidadas, buscarse y leer, hacer cosas manuales, cuidar de algo más allá de ti como plantas o algo así, usar internet más allá de las redes sociales y plataformas de retransmisión. Hacer y ver las cosas que te gustan de verdad y no sólo lo que te recomienda ser el algoritmo. 

 

¿Cuál crees que sea el futuro de la ilustración?

Que todos los que la practiquen coman. 

 

Recomiéndanos a 5 talentos de la ilustración que tengamos que descubrir.

Bety Arbol @bettyarbol

Milton Ríos @milton.riosv

Andrea Caboara @andrea.caboara

Berenice Medina @escribebere @espantosa.vision

Karina Cervantes @ak.cervantes

¿Quieres añadir algo?

 Sean felices y excelentes con los demás :v